Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

17 noviembre 2013

Recuerdos de viajes (1): California, USA

Es difícil elegir un viaje. Cada uno es totalmente distinto:  el destino, la compañia, las cirscuntancias, las anécdotas... Pero uno de los viajes que más recuerdos nos ha dejado ha sido a California. Fue una gozada...
... ¿Qué si es cómo en las pelis? SI.
Jorge y yo salimos de España destino Los Ángeles, y allí nos encontramos con mi cuñado (que entonces vivia en China) y otra pareja de amigos. La idea era alquilar una furgoneta para viajar por toda la costa hacia el sur, sin prisa, hasta donde llegásemos en los 15 días que teníamos por delante, y acabamos alquilando La Chateau (tamaño autobus)... Primer incoveniente: nuestras maletas no llegaron con nosotros a California y no teniamos una dirección a la que pudiesen mandárnosla (consejo: ¡llevad siempre una maletita de mano y poner una reclamación por CADA maleta extraviada!).
Nuestro segundo objetivo al llegar fue, por supuesto, conseguir una tabla de surf y meterse al agua. En aquella zona la cultura del surf es increíble. Todo el mundo lleva su tabla como el que lleva una toalla a la playa y todo el mundo surfea: hombres, mujeres, niños, abuelos.... y (si alguno surfea esto le sorprenderá...) COMPARTEN las olas. Jorge no daba crédito. :-)
Después fuimos comprobando que existen los míticos puestos de vigilantes de la playa, los coches que parecen de otra galaxia, los champús de 2litros, las casitas con sus porches con su banquito y su bandera americana, las terapias de grupo en los parques, los partidos de baloncesto multicolores, el Espanglish, la prohición de fumar en la playa y alrededores, los carritos para cargar los trastos, los expendedores de periódicos, y los típicos pierres... todo existe.
Menos los del aeropuerto, nos trataron muy bien.
Lo que más nos gustó fué un pueblecito que se llama OceanSide, por ser pequeño y auténtico. Lo que menos, Los Ángeles.
El mayor acierto, alquilar la furgoneta; el menor, intentar dar la vuelta una vez que nos perdimos en la entrada de una base militar ("men, ¿no saben que los EEUU están en guerra?, podíamos habérles pegado un tiro"-dijo el militar mientras nos apuntaba con la linterna...)
A éstos les alucinó surfear en Trestles, a mí ver como surfeaba una Koreana.
Me sorprendió que a las 7 de la mañana la playa estuviese llena de gente haciendo deporte (surfeando, andando, corriendo solo, con su perro o tirando de su hijo en el carrito), que no atasen sus bicis y no ver a ningún obeso...
Lo mejor del viaje: volver con Noa en la barriga. Lo que más nos dolió: encontrar nuestras maletas abandonadas en el aeropuerto el mismo día de vuelta a casa...

(¡Gracias Oscar! Me ha encantado recordarlo...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos dejas un comentario? ¡Nos encanta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...