Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

27 noviembre 2013

Ni superwoman ni leches: destrozada.

Nunca me hubiese imaginado que se pudiese estar tan cansada. Hoy no tengo ni foto para colgar, así que rescato una de una mañana cualquiera. Con cara de.... y pelos a lo loco. Creo que refleja bastante bien nuestro día a día desde que somos cuatro.
Siempre digo que con los niños todo es bonito, e intenso. Pero nunca dije que fuera fácil... :-) Cuadrar horarios y ritmos es como un puzzle de millones piezas. Esta sensación de que vuelan los días, que no has parado ni un minuto y tampoco has hecho "nada"... Que todo son contradicciones: porque necesitas hacer cosas sin los niños y tampoco puedes estar sin ellos, porque no quieres que crezcan tan rápido pero estás deseando que duerman bien, quitarles el pañal... Y duermes poco, y comes mal y de pié, pero tú increíblemente te sientes como en una nube en un anuncio de Ausonia...
¡Ánimo amigas embarazadas! Habrá momentos de flojera, pero cuando veas a alguna otra mamá igual de ojerosa que tú, te sentirás humana y bien otra vez.
Sin duda, ellos lo compensan TODO, pero hoy es una de esas noches en las que pasaba hasta de lavarme los dientes.
Espero que alguna se sienta identificada ;-)
(Y por qué no puedo centrar la foto?? Mejor me voy a dormir...zzzz....)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Nos dejas un comentario? ¡Nos encanta!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...